Actualidad

2000
A PARTIR DE L INTERVENCIÓN NOTARIAL EN UN DOCUMENTO. NO SE DUDA DE SU AUTENTICIDAD O DE LA VERACIDAD DE SU CONTENIDO. FACILITANDO LA VIDA PACÍFICA EN LA SOCIEDAD, YA QUE LOS ACTOS Y NEGOCIOS DE LOS PARTICULARES SE ENCUENTRAN PROTEGIDOS

La sólida formación jurídica del notario, sus deberes éticos de secreto profesional imparcialidad y la conservación de los documentos matrices son pilares fundamentales del Sistema Notarial Latino, al cual adhieren más de 70 países de todo el mundo.

Por ello, el documento firmado por el notario se convierte en la llave de la seguridad jurídica cuando:
-Adquirimos un inmueble
-Celebramos un contrato de locación
-Constituimos una sociedad
-Conferimos poderes
-Otorgamos testamento
-Autorizamos a nuestros hijos menores a viajar

La fe pública, delegada por el estado a los escribanos, cubre la necesidad socio jurídica de que determinados actos tengan certeza, sean indubitables.

A partir de la intervención notarial en un documento, no se duda de su autenticidad o de la veracidad de su contenido, facilitando la vida pacífica en la sociedad, ya que los actos y negocios de los particulares se encuentran protegidos.

La última generación en materia de seguridad está determinada por los sistemas de identificación biométricos.

Se basan en la medición de características físicas únicas que permiten la diferenciación de los individuos. Surgen así, sistemas de identificación como el lector óptico de huella dactilar y el identificador de voz.

También las llaves de bandas magnéticas, conforman cada vez más un elemento acompañante en nuestros bolsillos y carteras, cuyo uso más difundido se encuentra en las oficinas, bancos y hoteles.

Actualmente encontramos en diferentes sistemas informáticos el uso de la “password” o clave para ingresar u operar. Desde complejas operaciones bancarias hasta portales de correo electrónico utilizan esta nueva versión de la “llave”.